Stephen Crowley ha encontrado la manera perfecta de hacer que los seres queridos sufran un ataque cardíaco: "He fotografiado a mi hijo en situaciones ligeramente peligrosas. Nada increíble, pero lo suficiente como para hacer que la gente piense "Espera, está ahí …" Todo lo que queda es esperar hasta que el niño tenga la edad suficiente para llevarlo a hogares de ancianos marginalmente negligentes.

No te preocupes, es photoshopped.

« »