La mayoría de los optimistas pueden ser un poco pesimistas a veces, y no importa cuánto quieran creer que su vaso siempre estará medio lleno, saben que a veces simplemente está vacío y no hay más recargas gratis. Pero Kevin, un tipo eternamente alegre, ve el lado positivo de cada nube en forma de hongo y pepitas de oro en cada montón de caca. El cómic de Kevin & Friends muestra lo repugnante que puede ser un eterno optimista. Es desmotivador, oscuro y repugnante en todos los sentidos, y aunque la vida apesta para el empalagoso Kevin, su desgracia nos hace sonreír, así que vale la pena, ¿verdad?

Caricatura sobre el horriblemente optimista Kevin.

« »